Frase de Mark Twain
- Nosotros, los muchachos...

Nosotros, los muchachos, estábamos en el secreto de todo, y lo habríamos dicho si eso nos hubiera sido posible; pero no podíamos. Nos sentíamos muy agradecidos a Satanás por acudir a nosotros con tan eficaz ayuda en el momento en que la necesitábamos.

Mark Twain
(escritor y humorista estadounidense, 1835-1910)

fuente: El Forastero Misterioso

temas: secretos

Sobre el autor...

Mark Twain (nov. 30, 1835 - abr. 21, 1910). Escritor y humorista estadounidense, popularmente conocido por su novela Las Aventuras de Tom Sawyer y su secuela Las Aventuras de Huckleberry Finn.

Sobre el libro...

Título: El Forastero Misterioso
Año de publicación: 1916
Idioma original: Inglés
Título original: The Mysterious Stranger

Más frases de Mark Twain:

Pocos minutos más tarde, el pequeño Príncipe de Gales estaba ataviado con los confusos andrajos de Tom, y el pequeño Príncipe de la Indigencia estaba ataviado con el vistoso plumaje de la realeza. Los dos fueron hacia un espejo y se pararon uno junto al otro, y, ¡hete aquí, un milagro: no parecía que se hubiera hecho cambio alguno! Se miraron mutuamente —con asombro, luego al espejo, luego otra vez uno al otro.

Mark Twain
(escritor y humorista estadounidense, 1835-1910)

fuente: Príncipe y Mendigo

En toda Inglaterra no se hablaba sino del nuevo niño, Eduardo Tudor, Príncipe de Gales, que dormía arropado en sedas y rasos, ignorante, de todo este bullicio, sin saber que lo servían y lo cuidaban grandes lores y excelsas damas, y, sin importarle, además. Pera no se hablaba del otro niño, Tom Canty, envuelto en andrajos, excepto entre la familia de mendigos a quienes justo había venido a importunar con su presencia.

Mark Twain
(escritor y humorista estadounidense, 1835-1910)

fuente: Príncipe y Mendigo

Quizás deba recordar que ella es muy joven, apenas una niña, y hacer algunas concesiones. Ella es todo interés, ansiedad, vivacidad, el mundo es para ella encanto, maravilla, misterio, alegría; no puede hablar de la emoción cada vez que encuentra una nueva flor, debe mimarla y acariciarla y olerla y hablarle y prodigarle elogios y nombres cariñosos. Y se vuelve loca por los colores: rocas pardas, arena amarilla, musgo gris.

Mark Twain
(escritor y humorista estadounidense, 1835-1910)

fuente: Los Diarios de Adán y Eva, Del Diario de Adán

temas: hombre, joven, mujer

más de Mark Twain...