Frases del libro La Mujer Rota

Frases destacadas de La Mujer Rota de Simone de Beauvoir que incluyen temas como envejecer, juventud, creación, amor, sufrimiento y mentira. Textos celebres elegidos y seleccionados.

La Mujer Rota

Autor: Simone de Beauvoir /
Año de publicación: 1967 /
Links: más sobre La Mujer Rota

1
2

Frases de La Mujer Rota:

Todo era azul encima nuestro y bajo nuestros pies; a través del estrecho se percibía la costa africana. Él me abrazaba. «Si me engañaras, me mataría». «Si tú me engañaras, no tendría necesidad de matarme. Moriría de pena». Hace quince años. ¿Ya? ¿Qué son quince años? Dos y dos suman cuatro. Te amo, no amo a nadie sino a ti. La verdad es indestructible, el tiempo no la modifica en nada.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota

temas: amor, engaño

Siempre habíamos mirado lejos. ¿Sería necesario aprender a vivir al día? (...) No mirar demasiado lejos. A lo lejos estaban los horrores de la muerte y de los adioses; los postizos, las ciáticas, las invalideces, la esterilidad mental, la soledad en un mundo extraño que ya no comprendemos y que continuará su curso sin nosotros. ¿Lograré no alzar mi vista hacia esos horizontes? ¿O aprenderé a percibirlos sin espanto? Estamos juntos, ésa es nuestra posibilidad. Nos ayudaremos a vivir esta última aventura de la cual no regresaremos. ¿Eso nos la hará tolerable? No sé. Esperemos. No tenemos elección.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota, La edad de la discreción

—Tal es el privilegio de la literatura —dije—. Las imágenes se deforman, palidecen. Las palabras, uno se las lleva consigo.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota, La edad de la discreción

—Lo sé, ya no crees en nada —dijo Manette reprobadoramente.
—Eso no es totalmente cierto.
—¿En qué crees?
—En el sufrimiento de la gente, y que es abominable. Es necesario hacer todo lo posible para suprimirlo. A decir verdad, ninguna otra cosa me parece importante.
—Entonces —pregunté—, ¿por qué no la bomba, por qué no la aniquilación? Que todo salte en pedazos, que se termine.
—A veces uno se siente tentado de desearla. Pero prefiero soñar que la vida podría ser sin dolor.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota, La edad de la discreción

Frase de Simone de Beauvoir: Es cierto que la historia de la humanidad es hermosa —dijo André—. Lástima que la de los hombres sea tan triste.

Es cierto que la historia de la humanidad es hermosa —dijo André—. Lástima que la de los hombres sea tan triste.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota, La edad de la discreción

¡Qué engaño, ese progreso, esa ascensión con la que me había embriagado, puesto que viene el momento del hundimiento! Ya se había iniciado. Y ahora sería muy rápido y muy lento: nos volveríamos unos ancianos.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota, La edad de la discreción

temas: envejecer, vejez

La juventud y eso que los italianos designan con una palabra tan bella: la stamina. La savia, el fuego que permite amar y crear. Cuando has perdido eso, lo has perdido todo.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota, La edad de la discreción

He sonreído débilmente, se aproximó, pasó un brazo alrededor de mis hombros, me he abrazado a él y he llorado suavemente. Cálida voluptuosidad de las lágrimas resbalando sobre la mejilla. ¡Qué descanso! Es tan fastidioso detestar a alguien a quien se ama.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota, La edad de la discreción

temas: amor

Atroz contradicción de la cólera nacida del amor y que mata el amor.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota, La edad de la discreción

temas: amor

Se había desligado de mí, me había mentido: volvía a encontrarme sobre este taburete, sola. A cada segundo, al evocar su rostro, su voz, atizaba un rencor que me devastaba. Como en esas enfermedades en las que uno se forja su propio sufrimiento, cada inspiración desgarra los pulmones y sin embargo uno está obligado a respirar.

Simone de Beauvoir
(filósofa y escritora francesa, 1908-1986)

fuente: La Mujer Rota, La edad de la discreción

1
2

Total de frases de La Mujer Rota: 19