Frases del libro El Libro de los Abrazos

Frases destacadas de El Libro de los Abrazos de Eduardo Galeano que incluyen temas como hablar, decir, recuerdos, memoria, colonialismo y amor. Textos celebres elegidos y seleccionados.

El Libro de los Abrazos

Autor: Eduardo Galeano /
Año de publicación: 1989 /
Links: más sobre El Libro de los Abrazos

1
2

Frases de El Libro de los Abrazos:

"Yo escribo para quienes no pueden leerme. Los de abajo, los que esperan desde hace siglos en la cola de la historia, no saben leer o no tienen con qué".

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.
No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos, El Mundo

temas: gente, luz, personas

Anuncios

Una mañana, nos regalaron un conejo de Indias. Llegó a la casa enjaulado. Al mediodía, le abría la puerta de la jaula.
Volví a casa al anochecer y lo encontré tal como lo había dejado: jaula adentro, pegado a los barrotes, temblando del susto de la libertad.

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos, El miedo

El miedo seca la boca, moja las manos y mutila. El miedo de saber nos condena a la ignorancia; el miedo de hacer nos reduce a la impotencia. La dictadura militar, miedo de escuchar, miedo de decir, nos convirtió en sordomudos. Ahora la democracia, que tiene miedo de recordar, nos enferma de amnesia; pero no se necesita ser Sigmund Freud para saber que no hay alfombra que pueda ocultar la basura de la memoria.

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos, La desmemoria/2

En Buenos Aires, en el puente de La Boca:
Todos prometen y nadie cumple. Vote por nadie.
En Caracas, en tiempos de crisis, a la entrada de uno de los barrios más pobres:
Bienvenida, clase media.
En Bogotá, a la vuelta de la Universidad Nacional:
Dios vive.
Y debajo, con otra letra:
De puro milagro.
Y también en Bogotá:
¡Proletarios de todos los países, uníos!
Y debajo con otra letra:
(Último aviso.)

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos, Dicen las paredes/2

temas: decir

Arránqueme, señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desnúdeme.

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos, La noche/2

temas: duda

Cuando es verdadera, cuando nace de la necesidad de decir, a la voz humana no hay quien la pare. Si le niegan la boca, ella habla por las manos, o por los ojos, o por los poros, o por donde sea. Porque todos, toditos, tenemos algo que decir a los demás, alguna cosa que merece ser por los demás celebrada o perdonada.

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos, Celebración de la voz humana/2

Frase de Eduardo Galeano: Recordar: del Latín re-cordis, volver a pasar por el corazón.

Recordar: del Latín re-cordis, volver a pasar por el corazón.

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos

El colonialismo visible te mutila sin disimulo: te prohíbe decir, te prohíbe hacer, te prohíbe ser. El colonialismo invisible, en cambio, te convence de que la servidumbre es tu destino y la impotencia tu naturaleza: te convence de que no se puede decir, no se puede hacer, no se puede ser.

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos, La cultura del terror/7

temas: colonialismo

El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir. No lo impide el agua bendita, no lo impide el polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas. No hay decreto de gobierno que pueda con él, ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados, infalibles brebajes con garantía y todo.

Eduardo Galeano
(escritor y periodista uruguayo, 1940-2015)

fuente: El Libro de los Abrazos, El diagnóstico y la terapéutica

temas: amor

1
2

Total de frases de El Libro de los Abrazos: 18

Anuncios