Anuncios

Frases de Ray Bradbury

Frases destacadas de Bradbury que incluyen temas como alma, amigos, amistad, aprendizaje, camino, confianza, crecer, descubrir, escritor, escuchar. Textos celebres elegidos y seleccionados.

Ray Bradbury


(Ago. 22, 1920 - Jun. 5, 2012) Escritor estadounidense, uno de los más célebres del siglo XX, destacado por sus obras de ciencia ficción, misterio y fantasía.

links: Libros de Bradbury

< anterior / 1 - 2 / siguiente >

Frases de Ray Bradbury:

No podemos determinar el momento concreto en que nace la amistad. Como al llenar un recipiente gota a gota, hay una gota final que lo hace desbordarse, del mismo modo, en una serie de gentilezas hay una final que acelera los latidos del corazón.

Ray Bradbury

fuente: Farenheit 451, La criba y la arena

temas: amigos, amistad

Pensamos: no soy un tonto hoy. He aprendido mi lección. Fui un tonto ayer, pero no esta mañana. Entonces mañana descubrimos que, sí, éramos un tonto hoy también. Creo que la única forma en que podemos crecer y progresar en este mundo es aceptando el hecho de que no somos perfectos y viviendo de manera acorde a esta verdad.

Ray Bradbury

fuente: El Hombre Ilustrado, Una noche o una mañana cualquiera.

temas: aprendizaje, progresar, vida, vivir

Frase de Ray Bradbury: Libros

Los libros están para recordarnos lo tontos y estúpidos que somos.

Ray Bradbury

fuente: Farenheit 451

temas: libros

Frase de Ray Bradbury: Quemar libros

Porque no hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee, que no aprende, que no sabe.

Ray Bradbury

fuente: Farenheit 451

temas: lector, lectura, libros

—Tú no estabas allí, tú no la viste —insistió él—. Tiene que haber algo en los libros, cosas que no podemos imaginar para hacer que una mujer permanezca en una casa que arde. Ahí tiene que haber algo. Uno no se sacrifica por nada.

Ray Bradbury

fuente: Farenheit 451

temas: libertad, libros, prohibición, sacrificio

«Detesto a un romano llamado Statu Quo», me dijo. «Llena tus ojos de ilusión —decía—. Vive como si fueras a morir dentro de diez segundos. Ve al mundo. Es más fantástico que cualquier sueño real o imaginario. No pidas garantías, no pidas seguridad. Nunca ha existido algo así. Y, si existiera, estaría emparentado con el gran perezoso que cuelga boca abajo de un árbol, y todos y cada uno de los días, empleando la vida en dormir. Al diablo con esto —dijo—, sacude el árbol y haz que el gran perezoso caiga sobre su trasero».

Ray Bradbury

fuente: Farenheit 451

temas: muerte, mundo, vida

«Cuando en la oscuridad olvidamos lo cerca que estamos del vacío —decía mi abuelo— algún día se presentará y se apoderará de nosotros, porque habremos olvidado lo terrible y real que puede ser».

Ray Bradbury

fuente: Farenheit 451

temas: olvido, oscuridad

Cuando muere, todo el mundo debe dejar algo detrás, decía mi abuelo. Un hijo, un libro, un cuadro, una casa, una pared levantada o un par de zapatos. O un jardín plantado. Algo que tu mano tocará de un modo especial, de modo que tu alma tenga algún sitio adonde ir cuando tú mueras, y cuando la gente mire ese árbol, o esa flor, que tú plantaste, tú estarás allí. «No importa lo que hagas —decía—, en tanto que cambies algo respecto a como era antes de tocarlo, convirtiéndolo en algo que sea como tú después de que separes de ello tus manos. La diferencia entre el hombre que se limita a cortar el césped y un auténtico jardinero está en el tacto. El cortador de césped igual podría no haber estado allí, el jardinero estará allí para siempre».

Ray Bradbury

fuente: Farenheit 451

temas: alma, morir, muerte

El fanático incendiario de libros se da cuenta entonces de que todo el pueblo ha escondido los libros memorizándolos. ¡Hay libros por todas partes, ocultos en la cabeza de la gente!

Ray Bradbury

fuente: Farenheit 451

temas: lectura, libros

La lluvia continuaba. Era una lluvia dura, una lluvia constante, una lluvia minuciosa y opresiva. Era un chisporroteo, una catarata, un latigazo en los ojos, una resaca en los tobillos. Era una lluvia que ahogaba todas las lluvias, y hasta el recuerdo de las otras lluvias. Caía a golpes, en toneladas; entraba como hachazos en la selva y seccionaba los árboles y cortaba las hierbas y horadaba los suelos y deshacía las zarzas. Encogía las manos de los hombres hasta convertirlas en arrugadas manos de mono. Era una lluvia sólida y vidriosa, y no dejaba de caer.

Ray Bradbury

fuente: El Hombre Ilustrado, La Lluvia

temas: -

< anterior / 1 - 2 / siguiente >

Total de frases de Bradbury: 14

Compartir en Twitter  
	Compartir en Facebook Compartir en Reddit Compartir en Linkedin
Compartir:
Síganos en:
Seguir en Twitter Seguir en Facebook
Anuncios